Autor: Pedro L. Canser Hernáiz

Autor: Pedro Luis Canser Hernáiz (Santander - Cantabria - España)

Temas:

La Nieve
Cámaras APS
Título: Cabaña en Mörren (Interlaken - Suiza).

Comentario:

Excelente fotografía realizada con una cámara compacta APS. Pedro Luis ha sabido escoger el momento ideal para realizarla, el sol ya estaba muy bajo lo que ha proporcionado esas sombras tan alargadas que dan a la foto la sensación de volumen y perspectiva (las fotos de la nieve suelen quedar planas, con falta de relieve).

Fotografiar la nieve siempre resulta complicado pues hay que resolver varios problemas: la exposición, evitar tonalidades en la nieve, la protección del equipo fotográfico...

Comentario:

EL PROBLEMA DE LA EXPOSICIÓN
La reflexión de la luz en la nieve es 4 veces mayor de lo normal y el exposímetro de la cámara (calibrado para valores normales) resulta engañado, obteniéndose por ello fotos subexpuestas (oscuras, con falta de luz).

Si la cámara nos permite sobreexponer manualmente, intencionadamente deberemos sobreexponer entre 1 o 2 pasos según sea menor o mayor la superficie que ocupa la nieve en el visor.

Si la cámara dispone de un botón o programa para realizar fotos al contraluz, deberemos usarlo (con ello conseguiremos sobreexponer la imagen 1,5 pasos).

Pero si nuestra cámara no nos permite aplicar ninguna de las dos soluciones comentadas y queremos fotografiar personas en la nieve, lo mejor es utilizar el flash y evitar que los rostros queden oscuros.

TONALIDADES EN LA NIEVE
La nieve refleja mucho el color del cielo, por eso las fotos realizadas con buen tiempo (cielo azul) suelen salir azuladas (principalmente las sombras) y rojizas cuando al amanecer o al atardecer el cielo toma esa tonalidad.

En las cámaras que no permiten utilizar filtros, no podemos evitar estas coloraciones y tenemos que confiar en la profesionalidad del laboratorio donde llevamos las fotos a revelar.

Si la cámara permite el empleo de filtros, usaremos un filtro ultravioleta o polarizador.

EL CUIDADO DE LA PELÍCULA Y DE LA CÁMARA
La película se conserva bien a baja temperatura, los profesionales solteros guardan la película en el congelador, dentro de su envase original. Pero una película congelada, antes de ser utilizada, debe mantenerse a temperatura ambiente durante 3 horas, de otro modo al enrollarse la película en la cámara, se agrietará la emulsión (si se refrigera sin llegar a la congelación, es suficiente con ambientarla durante 1 hora).

Las pilas de la cámara soportan muy mal el frío y tienden a agotarse rápidamente. No olvidemos llevar pilas de repuesto guardadas en un bolsillo interior de la ropa (al calor de nuestro cuerpo).

Cuando se pasa de un ambiente frío a otro cálido, se producen condensaciones en el objetivo y en la propia película. Hay que esperar unos minutos antes de realizar las fotos, para que la condensación desaparezca por si misma.

Mientras no se utiliza la cámara, conviene protegerla en la mochila, en un su propia funda o bajo nuestras ropas de abrigo. Cuanto más sofisticado sea nuestro equipo, más probabilidades tiene de averiarse.

 Y si a la hora de hacer la foto, nos molestan los guantes para sujetar correctamente la cámara, es mejor quitarse el de la mano derecha que exponerse a una caída de la cámara o a tapar inadvertidamente el objetivo, la célula del autofocus o del exposímetro.
 
Volver Tus Fotos (Galeria)  Ir al indice general

fotografía fácil (fotofacil.net)   Fotofacil en Facebook